Tras la disputa del último partido de la vigésimo novena jornada liguera en la Premier League, vemos que las cosas empiezan a aclararse y los objetivos de los equipos se van definiendo.
La pugna por el título de liga es cosa de tres equipos, Manchester United, Liverpool y Chelsea. Los Red Devils son el equipo que mejor lo tiene porque tienen 4 puntos de ventaja respecto al Liverpool y al Chelsea y un partido menos, contra el Porsmouth y en casa. Aún así, tienen la desventaja de haber perdido los dos partidos contra el Liverpool.
Los Reds, segundos empatados con el Chelsea, tienen en su haber el poder ganar la premier ya que a parte de haber ganado al Manchester United también han ganado al Chelsea los dos partidos por lo tanto les queda intentar ser más agresivos en los partidos que acaban 0-0, que son unos cuantos porque de derrotas sólo llevan dos y fuera de su estadio.
Los Blues, son los que lo tienen peor a pesar del efecto “Guus Hiddink” ya que desde que llegó el entrenador ruso aún no han perdido y parecen haber conseguido la magia en su futbol y los resultados. Aún así, han perdido contra los otros dos aspirantes, menos en el partido contra el Manchester United jugado en casa, en el cual empataron, y han sido muy irregulares lo que les hace tener menos opciones que años atrás.
La lucha por la cuarta plaza y las dos de Copa UEFA, está decidido salvo catástrofe para tres equipos, el Aston Villa, el Arsenal y el Everton.
Los Gunners vienen en rachados después de eliminar a la Roma en cuartos de la Champions y de ganar 4-0 al Blackburn Rovers, estrenándose como goleador Arshavin.
La situación contraria tienen los villanos de Birmingham, que tras trece partidos sin perder llevan una racha de siete partidos sin ganar entre UEFA, FA Cup y Premier. Ese pequeño bache les puede hacer entrar o no en la gloria de la Champions o el infierno de la UEFA.
Los Toffes vienen embalados desde atrás y sin presión alguna, además siguen firmes en la FA Cup y a pesar de las lesiones de varios jugadores importantes parece que el equipo no las nota, además llevan ocho partidos sin perder.
Detrás de estos equipos hay unos cuantos que aunque están cómodamente instalados en la Liga, según los resultados pueden mirar hacia arriba o hacia abajo como son el West Ham, el Fulham, el Wigan, el Manchester City y el Tottenham.
A partir de ahí a los otros equipos a buen seguro que les tocará sufrir por la irregularidad en los resultados o bien si consiguen buenos resultados pueden subir posiciones y encontramos al Sunderland, al Bolton Wanderers, el Hull City.
Después vienen los que les tocará sufrir en lo que queda de liga como el Blackburn Rovers, equipo que no esta acostumbrado a estar en esta situación, el Newcastle, que lleva ya varios años en la penumbra futbolística, el Porsmouth, que desde que se fue Harry Redknapp no levanta cabeza, el Stoke City, un equipo recién ascendido y el Middlesbrough, otro equipo que lleva unas temporadas liándola y teniendo a su afición en vilo.
Mención a parte merece el West Bromwich Albion, que acaba de ascender, y parece que gana dos partidos seguidos y puede resucitar y al momento se vuelve a hundir, una pena, porque no juegan mal al futbol, pero arriba tienen poca claridad. Lo tiene muy difícil para quedarse al tener la salvación a seis puntos.

Anuncios