Eliminados de la Copa del Rey por el Real Unión de Irún, eliminados y humillados de la Champions League por el Liverpool y segundos en la clasificación de la Liga a seis puntos del FC Barcelona, así se encuentra el Real Madrid esta temporada, pero quedan once partidos y aún puede ganar el segundo título de la temporada, repasemos el historial de la temporada.
La temporada empezó, con la victoria en la Supercopa de España ante el Valencia, con una derrota en la ida por 3-2 y con una victoria por 4-2 en la vuelta, en una segunda parte sublime, remontando un 0-1 y con uno menos.
Empezando a lo grande, como lo es la historia y el club, se podía presumir que esta temporada iría bien y que se conseguirían títulos, pero perdieron el rumbo.
Empezaron la liga en un campo maldito como lo es Riazor y como es costumbre los últimos años, perdieron, aunque no fue una derrota dolorosa, porque ya estaba prescrita, y a partir de ahí empezaron a conseguir puntos sin jugar bien ganaban y como no es una preocupación al principio, pues todos contentos.
Llegaron al Everest de la Liga y en la antesala, perdieron por 3-1 en Getafe dando muestras de ser un equipo poco trabajado y que cada jugador hace lo que le va en gana… y el Sevilla se presentó en el Bernabéu con la aureola de equipo pequeño, pero asaltó el Bernabéu 3-4, el equipo seguía dejando dudas, y tocaba ir al Camp Nou, y llegó el adiós de Schuster y la llegada de Juande Ramos, y de repente se vio, una transformación, más hecha por la prensa que por el propio equipo, porque tal y como dijo Schuster, era imposible ganar en el Camp Nou y perdieron, o Schuster se transformó en un adivino o dijo una verdad universal, el resultado pese a todo fue de 2-0, moderado, por que el Madrid fue poco menos que a jugar al Catenaccio.
La gran opinión pública sacó a relucir la grandeza del Madrid por perder, 2-0, pero perdió increíblemente, dónde había un equipo inconexo se vio a todo un campeón. Increíble ver toda la gloria del equipo en una derrota.
Entonces, fue cuando el espíritu de Juande, sacó a relucir en todo su resplandor y el equipo seguía – y sigue- jugando a la nada futbolística, pero los resultados de 1-0 contra Valencia y Villareal, sirvieron para hacernos creer que todo había cambiado.
Empezaron con las rachas de victorias y todo lo vivió al principio de temporada, parecía que quedaba en años y posiblemente en décadas anteriores. Pero llegó el partido del Atlético, más rojiblanco que nunca y truncó de la nada la racha, enseñando al mundo que el Madrid había jugado contra equipos mediocres -salvo Valencia y Villareal- y solo la mala vista del linier, que no vio el fuera de juego de Huntelaar y la mala puntería salvo al equipo de Juande, contra equipos irregulares y medianamente alto en la clasificación. Todo el mundo que tiene dos dedos de frente futbolística, vio el Madrid de toda la temporada, pero otra vez la gran opinión pública hizo un lavado de cerebro.
Y llegó Anfield Road, una catedral del futbol europeo condenó al Madrid al ostracismo, a la mayor barrida de futbol vista y vivida jamás entre dos equipos que atesoran unas cuantas Copas de Europas. Todo fue red, hasta la prensa pública ponía lo que ponía, todos sabían que el Madrid se llevaría una derrota, si en la ida no le habían sabido jugar el partido al Liverpool y jugaban en casa, como se lo iban a ganar fuera, si Benítez es uno de los mejores estrategas.
La prensa de casa, tiraba a que habían hecho un buen partido, pero que el arbitró influyó en el resultado, en los dos primeros goles, en el primero es un leve contacto, y en el segundo si que no hay penalti, pero nadie decía nada de la barrida.
Llegó el partido en San Mamés, la Catedral del futbol español, y ganan 2-5, y Juande nos suelta a todos una frase para el recuerdo, el marcador refleja lo superiores que hemos sido. Juande no vio el partido o vio otro, además de que algún jugador se tenía que haber ido antes de tiempo por codazos y faltas acumuladas y aún se atreve a decir, SUPERIORIDAD.
Por útlimo, la gran prensa, como no, se puso de acuerdo con Juande y además según algunos dieron un recital de “buen futbol”. Por favor, hay que pensar con la cabeza no con el corazón, tener un par de dedos de frente y saber, que el Madrid cuando ha jugado ante equipos de CHAMPIONS, ha perdido, la Juventus -2-1 y 0-2-, FC Barcelona -2-0- y Liverpool, -0-1 y 4-0- así lo demuestran.
Queremos ver el futbol tal y como es y sin gente que nos intente lavar el cerebro, un futbol justo.

Anuncios