Para empezar, no quiero decir que Mourinho sea un mal entrenador, es más, es de los mejores entrenadores que hay en el mundo, aunque suelte las frases que suelte y no le guste a más de uno.
Su gran éxito llegó con el Oporto, al cual llegó en 2002, tras haber tenido otras experiencias en diferentes banquillos que no llegaron a cuajar.
En la temporada 2002-2003, ganó con el conjunto luso, nada menos que el triplete, Liga, Copa y UEFA, ganando en la final de la competición europea al Celtic de Glasgow. Aquel semidesconocido entrenador, había vuelto a situar Oporto en el mapa europeo.
Al año siguiente, el Oporto jugó la máxima competición europea de clubes, Liga de Campeones y como ya hicieron el año anterior ganaron la competición, al Mónaco.
Después de aquello, el Oporto sufrió una desbandada de jugadores repartidos por Europa, Mourinho se fue al Chelsea inglés. Des de aquel momento, el Oporto ha sido un equipo considerado en Europa, no como para ganar la Liga de Campeones, pero sí como un equipo del cual no hay que despistarse. Ha fichado y ha vendido a su antojo.
Mourinho, tras llegar al Chelsea conquistó dos Premier League, una FA CUP y otras dos Carling Cup, pero en Liga de Campeones se estrellaba y su máximo registro fue llegar hasta semis, la temporada pasada, cuando fue cesado del Chelsea y con Grant en el banquillo, el equipo llegó hasta la final, menuda ironía.
Este año, ha fichado por el Inter Milán, equipo con el que quedó segundo de grupo en Liga de Campeones por detrás del Panathinakos griego, y en octavos les toca el Manchester United, que les elimina por 2-0, y su querido Oporto juega hoy ante este preciso rival, -otra ironía de mal gusto-.
En cuanto a su experiencia en Italia, todo bien el futbol que hace practicar Mourinho aburre hasta a sus propios aficionados, pero gana como hacia exactamente igual en el Chelsea.
Mourinho lo ganó todo con el Oporto porque era amo y señor y nadie le ponía ninguna meta, en el Chelsea es verdad que al principio tenía que obtener algún título a nivel local, porque hacía unas cuantas temporadas que no se consagraba, pero con el paso del tiempo y de fichajes multimillonarios, lo único que le pedían era eso, la Champions League. El Inter tras haberse aburrido de ganar la Serie A durante tres años seguidos, también pide la Liga de Campeones, pero no hay equipo y tiene una presión mucho más alta. Tal vez su equipo ideal seria el Oporto…

Anuncios