Al Barcelona le quedan muy pocos partidos para poder lograr algún título de los tres que puede lograr. Hoy mismo tiene la ida de semifinales de la Champions League contra el Chelsea y la semana que viene la vuelta, en Londres. Si consigue pasar, se tendrá que centrar en los partidos de Liga, especialmente los dos que se le avecinan. Este fin de semana, toca el clásico Real Madrid – FC Barcelona, aunque en condiciones normales este partido no tendría que suponer ningún “riesgo” para la clasifiación de la Liga, el despiste en Valencia hizo que el Madrid fiel a su estilo pudiera quitarles dos puntos.
El Madrid no sabe jugar a nada por mucho que Raúl le meta tres al Sevilla o que Guti juegue bien un partido, las armas de Madrid són las de equipo pequeño, equipo barriobajero que aburre a la vista e incluso produce daño el poder hablar de futbol, si es así como le llaman.
Basta con ver dos partidos, el de Liverpool, el de Sevilla del domingo y con eso sirve y sobra como para saber jugar y ganar al Madrid.
La posición del Barça no es pura casualidad equipo más goleagor y menos goleado de la Liga han hecho con todos los equipos lo que ha querido y podido, y si no pasa como en la primera vuelta, que parecía una guerra, pues va a ganar sobrado.
Argumentos tiene y muchos, sobre todo atacantes, ya que su delantera es la más temible de la Liga y una de las mejores de Europa. Además de todo tienen una de las mejores defensas y un centro del campo de ensueño.
Ese partido es el sábado y como es más seguro ir partido a partido hasta mañana nadie sabe contra quien jugamos el fin de semana. La Copa y la Liga se apartan, esta noche toca disfrutar e intentar acercarse un pco más a Roma, a la gran final de Roma.

Anuncios