Brasil – Sudáfrica 1 – 0

Partido igualado entre ambas selecciones, por la motivación de los bafana-bafana y por la confianza de la canarinha en su ataque demoledor. En la primera parte Sudáfrica llevaba la batuta del juego y creaba más ocasiones que Brasil, que se limitaba a hacer alguna contra.
Pese a todo la selección africana no llegaba a crear ocasiones que pudieran dar algún susto a Brasil, porque defendían con más claridad que con la que atacaban sus adversarios.
En la segunda parte, se cambiaron los guiones y fueron los brasileños, los que se asomaron más a la portería de Brasil y Sudáfrica, la que hacía alguna contra, pero ningún conjunto parecía atacar lo suficiente como para marcar el gol que diera la victoria, y en el minuto 80, entró Alves, que cambió el signo del partido en el minuto 87, cuando un lanzamiento suyo desde la frontal, se coló por el palo del portero, que hacía inútil la estirada de este y se alojaba en las mallas.

Anuncios