Esto no podría haber empezado mejor.

Portugal – Alemania 2-3

        Portugal jugó como lo había hecho durante todo el torneo, pero la historia alemana se vuelve a repetir. En el Mundial 2006 habían perdido 3-1 y en ese partido ya se salieron con Bastian Schweinsteiger; ayer, Alemania jugó su mejor partido y en el campo tenía a Schweinsteiger que la volvió a liar, 1 gol y 2 asistencias de gol lo dicen todo.
        Ballack volvió a ser aquel crack que todo el mundo quería cuando estaba en el Bayern, Lehmann superó la fiebre de los 38 durante el partido y volvió a ser determinante y Klose estuvo donde tenía que estar para meter el segundo gol.

        Por la parte portuguesa, destaca Nuno Gomes, autor del primer gol, algo sobrado de años, aunque no de talento: lo conserva bien. Deco, qué gran Eurocopa que ha hecho y eso que parecía jubilado antes de llegar, pero se ha subido el equipo a las espaldas.

        Los que han decepcionado: Simao que pasó desapercibido y Cristiano Ronaldo que en la Eurocopa no ha hecho absolutamente nada, pensando en su fichaje por el Madrid.

Croacia – Turquía 1-1 (1-3)

        Las revelaciones del torneo, luchaban por saber cual sería la auténtica y cual se quedaba en el camino; el ataque ordenado croata contra la pasión y la fe turca, que como hasta ahora nos enseña que no nos podemos separar de la tele hasta que no pite el árbitro.
        Con las bajas que tenía Turquía cada vez que atacaba Croacia parecía que meterían el primero, con la defensa insegura y Rustü más aún. El partido fue muy táctico con pocos chutes y muchas interrupciones ya que ambos se respetaban mutuamente.
        Eso sí, cuando Turquía presionaba arriba Croacia apenas sacaba la pelota. En la prórroga, vinieron los goles, la gran esencia; Rustü salió a por uvas en el gol croata, pero como Turquía ya es especialista en remontar, pues hizo su faena, y en el último minuto empató para ir a los penaltis.
        Ahí era a cara o cruz, y llegó el regalo a los turcos para completar tres partidos con remontadas y, aunque tengan una plaga de lesiones, 9 bajas confirmadas para afrontar las semifinales ya están en semifinales como en el Mundial de 2002 donde lograron quedar terceros. Ahora, se enfrentarán a la selección más potente y que más poderío tiene.

Holanda – Rusia 1-3

        A Holanda cuando no le van las cosas de cara, no sabe pensar ni qué hacer con la pelota. Hiddink sabía lo que tenían que hacer y Rusia lo cumplió a la perfección.
        Pavlyuchenko y Arshavin destrozaron a la defensa holandesa y desesperaron a Van der Sar. En la prórroga Holanda, no podía hacer nada y con los jugadores agotados, únicamente daba la cara De Jong; pero un jugador no puede parar a 3 o 4 que subían en cada ataque ruso y Arshavin & Cía destrozaron las esperanzas holandesas, que en cuanto les ha salido un partido en contra todos a casita.
        Triste despedida a Van der Sar que paró todo lo que pudo, pero no evitó la derrota. Hiddink, traicionando a su país, ahora es adorado por todos los sitios donde pasa.
        Van Basten, la pifió por no sacar a Robben, que estaba siendo uno de los mejores; no se arriesgó mucho y eso lo mató, teniendo en el banquillo a Huntelaar, a Vennegoor of Hesselink,… y sacando a jugadores por otros de sus puestos. Increíble.

España – Italia 0-0 (4-2)

        Del partido que más se esperaba, nada de nada. El único partido de cuartos donde no ha habido goles, también el único de toda la Eurocopa, hasta ahora.
        Simplemente el partido que se vió entre Francia e Italia, fue un simple espejismo, han jugado bochornosamente; a Donadoni la selección se le hace muy grande.
        Teniendo en el banquillo a Borriello, uno de los máximos anotadores del Calcio con veinte goles, no ha jugado casi nada, ni que hablar de Del Piero, y sí, muchos se acuerdan de Tassotti.
        Donadoni hizo ayer un favor a España: al defensa que marca las diferencias, Marco Materazzi, lo dejó en la banqueta. El pase, se decidió entre los mejores porteros del mundo, no hay nada que decir: dos porterazos que hay que disfrutarlos mucho.
        España, ha sido fiel a su estilo y ha jugado como hasta ahora, pero no por eso, ya están en la final.
        El zar Arshavin, les espera en semifinales.

Anuncios